¿Lo recuerdas?

Sobre los abusos sexuales y sus consecuencias

Desde hace un tiempo se vuelve a oír por las calles el tan escalofriante y hasta ahora vetado tema de los abusos sexuales. Todos sabemos que ocurre hasta en las mejores familias, todos guardamos silenciosamente memorias y relatos propios o de otros, a veces tan profundamente enterrados que caen en el olvido hasta que se produce el estímulo necesario para recordar. Todas estas historias aguardan expectantes el momento oportuno para salir a la luz y revelar la gran verdad.

Hoy, no vengo a hablarte ni de justicia ni de política, sino a impulsarte a que trabajes internamente para sanar, ya que todo trabajo exterior sin un real trabajo interior es siempre superficial (aunque siempre útil, pero no suficiente). Para ello, me gustaría ayudarte a descifrar si has sufrido algún tipo de abuso sexual a raíz de una serie de síntomas que puedes o has podido sentir a lo largo de tu vida. Para realizar un diagnóstico 100% certero es necesario que hables con un profesional, pero estos síntomas pueden darte una idea y ayudarte a recordar. Comencemos.

🔹 Si directamente sabes y recuerdas que has sufrido un abuso sexual. Los abusos no siempre son físicos ni exigen tocamientos, actos sexuales, invasión del cuerpo o violencia. Muchas veces consisten en amenazas verbales de contenido sexual, insinuaciones y acoso de cualquier tipo, sin llegar ni siquiera a poner un dedo encima. También existen abusos emocionales en los que el agresor utiliza a la víctima para su propia satisfacción sexual inmiscuyéndose en la vida personal del individuo, formulando preguntas inapropiadas, etc. Todos ellos deben tenerse en cuenta con la misma e idéntica importancia.

🔹 Habitualmente te asaltan en tu vida cotidiana escenas de abuso, imágenes y recuerdos.

🔹 Si te cuesta disfrutar de la vida en general y del sexo en particular. Continuamente te asaltan pensamientos, recuerdos e imágenes que no te permiten gozar de una sexualidad sana, vital y plena.

🔹 Si en tus relaciones sexuales y en la vida en general tiendes a sentir que abusan de ti, que te piden más de lo que puedes y quieres dar, que no tienen en cuenta tus necesidades y sentimientos.

🔹 Si te sientes literalmente como un objeto usado por los demás.

🔹 Si la relación con tu cuerpo es negativa, rechazas o desapruebas tu físico o directamente existe una desconexión entre tu cuerpo y tu mente (a veces te olvidas de que existe y no sabes atender sus necesidades).

🔹 Si la suciedad en general te incomoda y en particular te sientes sucio/a como si algo repugnante hubiera en ti y tienes que remediarlo mendiante limpieza exagerada y exigente.

🔹 Si eres desconfiado/a; te cuesta confiar en ti mismo y en los demás, en concreto en tus relaciones personales, románticas o sexuales. Siempre piensas que te la van a jugar.

🔹 Eres una persona silenciosa y reservada que no revela sus intimidades fácilmente. Como si en un momento de tu vida el silencio hubiera cerrado tus labios y ahora no los puedes abrir.

🔹 Presentas tendencia hacia los comportamientos autodestructivos y autolesivos, deseándote a menudo, en el mejor de los casos, la muerte.

🔹 El sentimiento de culpa es algo habitual en ti; Crees que haces daño a los demás o que provocas situaciones dolorosas. Asimismo, tiendes a culpar a otros y oscilas entre la culpa y la victimización como si de un partido de ping pong se tratara.

🔹 Si tu autoestima es baja o nula y sientes que no mereces nada.

🔹 Te cuesta manejar tus emociones oscilando bruscamente, como si vivieras en una montaña rusa emocional.

🔹 Habitualmente sientes miedo, en especial en presencia de hombres.

🔹 Sufres pesadillas y te cuesta dormir.

🔹 Sientes una ira muy profunda que estalla en los momentos más inoportunos y que parece insaciable e interminable.

🔹 Sufres algún tipo de dolor o molestia física como dolor de estómago, de cabeza y dolores musculares sin causa física demostrable.

🔹 Sufres algún tipo de disfunción sexual (anorgasmia, vaginismo, etc.)

Estos son algunos de los muchos síntomas posibles derivados de una experiencia de abuso. Si te has sentido identificado/a con la mayoría de estos síntomas sería conveniente que revisaras tu historia personal y te dirigieras a un profesional cualificado para tratar esta sintomatología y alcanzar la vida armónica que mereces. Aunque te parezca imposible, salir de este infierno ES POSIBLE. Es más, puedes incluso extraer el regalo escondido detrás de tu sufrimiento; solo desde los infiernos se accede a la verdadera riqueza.
Para saber si has sufrido un abuso sexual al 100% habría que indagar mucho más, pero seguramente este artículo te ha ayudado a recordar.

Para ayudarte en el proceso y sanar todo esto, Mona Valenas y yo hemos creado un taller monográfico de tres horas llamado “TRANSFORMA TUS HERIDAS SEXUALES EN PODER INTERIOR” donde podrás poner fin a tu sufrimiento, comprender la verdadera raíz de los abusos y extraer la riqueza de la experiencia (aunque a priori parezca imposible, debes saber que SE PUEDE Y MUCHO).

Te esperamos el Jueves 12 de Julio a las 20h de Madrid, España.
Para más información e inscripciones envía un email a patriciapaizalconsulta@gmail.com

Te dejo con algunos vídeos que pueden serte de utilidad

NUEVA FECHA 12 DE JULIO, 20H DE MADRID

Con amor,

Patricia.

2018-12-04T13:02:47+00:00Por |Sin comentarios

About the autor:

​Mi principal misión es, no solo que salgas fortalecido de aquello que te aqueja, sino que también vivas tus procesos como una forma de desarrollo personal global, tomando consciencia de lo que subyace para que aprendas sobre ti mismo, la forma en la que te relacionas, y el mundo y para que cada vez puedas ser más autónomo y feliz. ​Te abrazo de corazón a corazón, deseando ofrecerte todo lo que quieras recibir.

Deja tu comentario

Los datos de carácter personal que me facilitas mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Patricia Paizal Gonzalez, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la política de privacidad. Puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@patriciapaizal.com

Acepto la política de privacidad, así como la inclusión de datos en un fichero de titularidad de Ainara Cámara Garayoa con la finalidad de atender mi solicitud. *

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies